Anomalisa

Me senté a ver Anomalisa sin tener ni idea de que iba, y lo agradezco. Catalogo mentalmente algunas películas como poesía y esta es una de ellas. Hay poemas que te llegan y otros que solo ves como una compleja sucesión de palabras. A mi me llegó, pero todo depende del momento, de nuestro estado de ánimo, de los paralelismos que podamos establecer con nuestras propias experiencias, etc…

Un hombre viaja a Cincinati para dar una conferencia. Está cansado, aburrido, se exaspera con facilidad… y entonces encuentra algo distinto. Una anomalía…

Continua llegint