Southbound

Conjunto de historias  enlazadas alrededor de una carretera en medio del desierto que no lleva a ninguna parte. Un poco como la película, que tampoco parece tener claro lo que nos quiere contar. Eso sí, empieza sin cortarse un pelo. Esperad sangre, dolor y algún que otro susto.

A mi, que me motivan las películas de historias cortas , me gustó; sin embargo no tiene nada destacable ni innovador. Los actores están bien, los efectos digitales no están mal, los no digitales bastante mejor. Hubiera agradecido un hilo conductor o un arco argumental, pero el final que le han dado tampoco está nada mal.

Continua llegint

The invitation

The invitation fue el mejor thriler que vi en el pasado Sitges 2015. El guión es redondo, tanto la historia como las conversaciones, la fotografía preciosa, la actuación bordada y la dirección te lleva de la mano, jugando constantemente con la sospecha y la verdad a un ritmo perfecto.

La película nos pone en una situación incomoda desde el principio; Una mujer y su nueva pareja deciden reunir a su grupo de amigos para una cena tras una larga ausencia. Dentro de este grupo de amigos se encuentran también el ex-marido y su nueva novia. Para rizar más el rizo la antigua pareja se separó tras la traumática experiencia de perder un hijo, cosa que el ex-marido en cuestión no parece haber asimilado nada bien.  Una hora y media de deliciosa confusión, peleas y reconciliaciones y sobretodo mucha paranoia.

Me dejó con muchas ganas de un segundo visionado. ¿Hay halago mejor para una película?

Continua llegint

Coherence

Un grupo de amigos quedan para cenar la misma noche que  un cometa llega a su perigeo y será visible desde la tierra. Durante la cena la luz se va, los teléfonos dejan de funcionar y los amigos empiezan a preguntarse si todo va bien. Alguien cuenta que hace años, durante el paso de otro cometa se describieron fenómenos extraños…

Excelente película, ideal para ver más de una vez y más de dos. Los detalles, las coincidencias y la acción en segundo plano me sorprenden cada vez que la vuelvo a ver. Lo mejor de todo es que cada vez que nos juntamos en casa de algún amigo para cenar, Coherence aparece como tema de conversación.

Continua llegint