The Devil’s Candy

Una familia se muda a una casa con un pasado violento. El padre es artista y tan fan de la música metal como su hija. Se pasa los días pintando en casa mientras la mujer trabaja y su hija estudia. Sus obras comenzarán a volverse más oscuras desde la mudanza y el pasado de la casa volverá para acosarles…

Aunque la parte artística, musical, conceptual y estética de la película es agradable, a la trama le falta un hervor.  Y cuidado, que voy a pasar rozando el SPOILER! No es capaz de decidir si va de casa encantada, posesión demoníaca o psicópata que oye voces. Sin embargo ese no es su peor pecado en mi opinión, lo peor es un segundo acto aburrido, mediocre y que aporta muy poco a la ya de por sí débil trama.

En resumen, para echarse un rato no está mal, pero si tenéis el día crítico ni eso siquiera. O podéis apagar el cerebro e intentar disfrutar de la música y la estética…

Continua llegint

Miss Hokusai

Cada vez menos se presupone que las películas de animación son infantiles, y con Miss Hokusai nos hará falta. Es un drama costumbrista que tiene lugar en Edo (actualmente Tokyo)  a principios del siglo XIX. Describe una breve etapa en la vida de la hija del famoso pintor de “La gran ola”.

Aunque conozco a varias personas que la encontraron lenta, pedante y aburrida a mi me gusto mucho. Creo que la clave es sentarse a verla pensando en que vas a ver un fragmento de la vida de alguien. Como debe ser en estos casos se centra más en los sentimientos de la protagonista que en entretener o deslumbrar al espectador.

Continua llegint