Green Room

Un grupo de punk rock va en su furgoneta dando conciertos y sobreviviendo sin gastar un chavo. Cuando uno de sus conciertos sale rana aprovechan su última oportunidad de sacar algo de pasta antes de poner rumbo a casa. Lo que no se esperan es un garito neo-nazi donde no deberían poner a cargar el móvil.

Una película claustrofóbica y violenta, pero con mucha clase. Excelentemente narrada e interpretada, te mantiene al filo del asiento hasta el final.

Continua llegint

100 Bloody acres

Unos jóvenes se dirigen a un concierto en la Australia rural, pero a falta de unos pocos kilómetros se les estropea el coche. Es curioso que nadie pare a ayudarlos (habrán visto Wolf Creek) hasta que un granjero se ofrece a llevarlos en su camión…

Humor y sangre se combinan en esta película que no es excesivamente buena, pero tiene unos cuantos momentos que valen muchísimo la pena y un final tremendo. Para echarse unas risas cuando tengáis un rato muerto.

Continua llegint